La alta intensidad para el cuerpo a través del crossfit

Se ha extendido a lo largo y ancho del mundo, el crossfit representa una alternativa para el ejercicio pero realizada con alta intensidad, para los más atrevidos, aunque los resultados podrían verse en menos tiempo a diferencia de otras disciplinas, pues a través de este se ejercitan áreas más específicas del cuerpo.

El crossfit es ingredientes que incluyen fuerza, resistencia, flexibilidad, equilibrio, pero sobre todo resistencia, sí, nuevamente. Este entrenamiento no tendrá ejercicios iguales dos días seguidos, pues cambian de manera diaria, eso sí, todos son realizados aplicando una alta intensidad.

Los especialistas lo definen como un entrenamiento que se basa en el entrenamiento constante de movimientos funcionales, que como ya lo hemos dicho se desarrollan con alta intensidad. Nació en Estados Unidos gracias al ex gimnasta Greg Glassman, que lo conceptualiza como uno de las actividades deportivas más completas y con mejores resultados pues trabaja de manera variada.

Con menos de diez años de existencia se ha consolidado como una de las actividades predilectas de muchos gimnasios americanos, penetrando con gran fuerza en muchos otros países. Tanto ha sido el crecimiento de esta disciplina que se han organizado juegos olímpicos propios, mismos que se celebran en California anualmente.

Algunos entrenadores expertos concuerdan que su rápido crecimiento y popularidad se debe a que los ejercicios tan cambiantes del crossfit son inspirados en la vida diaria, teniendo rutinas que incluyen actividades como empujar, recoger, saltar, trepar, siempre con alta intensidad como está más que subrayado.

Entre los beneficios que aporta el crossfit se encuentra la mejora en la movilidad, pues para su desarrollo los movimientos son constantes y se realizan implicando el uso de muchos músculos y articulaciones, lo que ayuda en su fortalecimiento y en la prevención de futuras lesiones.

Deja un comentario